¿Me pueden detener?

Sí, las autoridades de Inmigración en el Reino Unido tienen amplios poderes para detener a una persona por motivos relacionados con la inmigración. Pueden detenerle si el Ministerio del Interior (Home Office):

  • Quiere aclarar su identidad o algún hecho en el que ha basado su solicitud de asilo;
  • Cree que usted no está cumpliendo alguna de las condiciones con las que le admitieron temporalmente en el país;
  • Pretende expulsarse del Reino Unido;
  • Cree que su solicitud de asilo es bastante clara y pueden resolverla rápidamente.

¿Que puedo hacer si me detienen?

Es muy importante que encuentre un representante legal que pueda asesorarle adecuadamente sobre su detención y su caso.

Sus derechos si lo detienen

Es importante que recuerde que aunque le hayan detenido legalmente al principio, puede que sea ilegal seguir reteniéndole. Su caso debe ser revisado durante las primeras 24 horas, y, después, cada mes; sin embargo, esto no siempre se cumple.

Revisiones periódicas de su caso

Usted debería haber recibido por escrito una lista de las razones por las que le detuvieron cuando le detuvieron, después, debería recibir revisiones mensuales de su caso y de las razones por las que sigue detenido.

Una actualización de su caso

Usted puede pedir que le pongan al día en cómo va su petición de asilo político (por ejemplo, su demanda basada en sus derechos humanos, su apelación, su solicitud de libertad bajo fianza, el proceso de deportación, su solicitud de revisión judicial) en cualquier momento. Tiene derecho a que le den esta información dentro de un periodo de tiempo razonable.

Correspondencia

Usted tiene derecho a que le den los materiales que necesita para escribir cartas, y puede enviar y recibir tantas cartas como quiera. Si no tiene dinero para pagar los sellos puede pedir que el centro en el que está detenido pague hasta un número razonable de cartas. Usted debería pedir en el centro que paguen los sellos de todas las cartas importantes que tenga para su representante legal. Las cartas que reciba de su representante deberían ser abiertas y leídas solo por usted.

Llamadas telefónicas

Usted tiene derecho a usar el teléfono público y a recibir llamadas telefónicas. Si no tiene dinero para pagar las llamadas quizás el centro le ayude. Debería pedir al centro que pague todas las llamadas importantes que tenga que hacer a su representante legal.

Visitas legales y visitas sociales

Usted tiene derecho a recibir tantas visitas como quiera, pero estas tendrán que ser en los días y horas estipulados. Las reuniones con su representante legal deberían ser privadas.

Servicios de salud

Cada centro de detención tiene un médico y un equipo de profesionales sanitarios. Usted puede pedir que lo vean y cada petición debería registrarse y pasarse al médico o al equipo sanitario técnico. El equipo médico debería seguir las normas profesionales respecto a la privacidad de su consulta. Usted tiene derecho a pedir que le examine un médico de su mismo sexo.

Peticiones y quejas

Tan pronto como llegue al centro le deberían dar información, en un idioma que usted pueda entender, sobre cómo puede hacer una petición y cómo puede quejarse al personal del centro. Si sus derechos no están siendo respetados debería quejarse siguiendo el procedimiento establecido por el centro para presentar quejas (complaints procedure). Usted puede quejarse oralmente o por escrito, todas las quejas escritas deberían ser confidenciales. Además de quejarse al personal del centro, debería contarle a su representante legal y/o a sus visitas de organizaciones que le apoyan los problemas o dificultades que está teniendo. Ellos podrían quejarse por usted.